Vigas laminadas

Vigas laminadas

Las vigas laminadas son un material de gran rendimiento gracias a sus variadas posibilidades de aplicación y a sus excelentes propiedades. Pueden integrarse de manera ideal en la configuración del espacio y resultan particularmente atractivas por su gran estabilidad y por toda su amplia gama de medidas disponibles.

Actualmente disponemos de las siguientes medidas en stock:

  • 8x16
  • 8x20
  • 10x20
  • 10x24
  • 12x24
  • 16x20
  • 20x20
  • 20x24
  • 24x24
  • 24x28
  • 24x36
Vigas laminadas

Todas las diferentes medidas de las que disponemos son de calidad visual, es decir cumplen con las exigencias estáticas y ópticas. Las vigas laminadas son elementos para construcciones en madera que se fabrican a partir de al menos dos tablones de abeto secados técnicamente, a los que se les recorta los defectos que disminuyen la estabilidad y los defectos ópticos tales como nudos, grandes bolsas de resina y crecimientos hacia adentro de la corteza. Eliminando los puntos débiles y superponiendo capas se obtienen las vigas laminadas. 

Para la fabricación de vigas laminadas, las láminas se secan técnicamente antes del encolado hasta que tienen una humedad de madera del 12 % y luego se las cepilla. Una vez listas, las vigas laminadas tienen ya una humedad de madera aproximadamente igual a la humedad de equilibrio cuando están colocadas y eso evita que el material se tuerza, deforme o contraiga. y se minimiza la tendencia a formar grietas con el tiempo.

Los hongos, tan dañinos para la madera, necesitan humedad para desarrollarse. Esta humedad puede darse por descartada cuando las vigas laminadas se colocan correctamente bajo techo y en el interior. En consecuencia, según la Norma DIN 68800 Sección 3, se puede prescindir en casi todos los casos de conservantes químicos de madera.

Para encolar las vigas laminadas utilizamos pegamento de resina de urea y melamina. El encolado es resistente al agua y la intemperie, con forma de juntas de color claro que no se oscurecen. Este sistema de encolado no contiene prácticamente formaldehído (cuando el pegamento está completamente seco no se detecta una mayor presencia de formaldehído con relación a la madera de abeto no encolada).

Como elemento constructivo compacto, la madera tiene una alta resistencia contra el fuego, porque sólo se carboniza por fuera protegiendo así la estructura interior. Dado que su comportamiento en fuego puede calcularse bien, la madera, utilizada adecuadamente, es apta para realizar las más variadas obras de construcción.

Vigas laminadas

La madera laminada se clasifica en:

  • la norma EN 14080:2013 dentro de la categoría de combustión D-s2-d0.
  • Euroclase D
  • Clase de emisión de humo s2
  • Clase de producción de gotas d0

La tasa de combustión se regula en Eurocode 5 (ENV 1995-1-2) y se establece en 0,7 mm/min. 

 Desde el punto de vista arquitectónico y de diseño, Las vigas laminadas armonizan excelentemente con otros materiales, como piedra natural, hormigón, acero o cristal. Adicionalmente se pueden tratar con colores, ceras y barnices para crear cualquier tipo ambiente.

Estas ventajas son evidentes y elevarán la importancia del empleo de la madera laminada más allá de la construcción de casas familiares, pasando por la construcción de viviendas, oficinas de varias plantas y hasta la construcción de naves industriales.

We use cookies on our website. Some of them are essential for the operation of the site, while others help us to improve this site and the user experience (tracking cookies). You can decide for yourself whether you want to allow cookies or not. Please note that if you reject them, you may not be able to use all the functionalities of the site.